Home / Deportes / Hay que creer en el orgullo del jugador argentino

Hay que creer en el orgullo del jugador argentino

  • Yo nunca había perdido la fe en el equipo. Siempre creo en el orgullo del futbolista argentino y esa cualidad asoma en estas situaciones. Este es un grupo que llegó a tres finales. No ganó ninguna, es cierto, pero tomen en cuenta que Brasil -para mencionar al favorito de la mayoría- participó de esas tres competencias y nunca llegó a la definición.

    Argentina tenía jugadores para no quedar afuera. Esos mismos jugadores deben dar mucho más de lo que dieron hasta ahora. Se van a encontrar con un adversario parecido. Griezmann, por citar a una de sus estrellas, todavía no apareció en el Mundial. Es decir: se enfrentarán dos equipos con muchísimo potencial aún no desarrollado. Avanzará a cuartos el que este sábado logre encontrarse más cerca de su rendimiento natural.

    La Selección siempre le ganó a Nigeria en los Mundiales y a veces esas rachas también pesan. ¿Por qué iba a ser diferente en esta ocasión? Argentina ganó con cosas ilógicas, como un gol de Rojo, que es zurdo y definió con derecha un centro de Mercado, que no había tirado ninguno así en dos partidos. Esto nos abre una esperanza. Argentina recurrió a otros valores: querer, creer, nunca darse por perdido. Y tuvo premio.

    Me preguntan si Sampaoli armó el equipo o lo hicieron los jugadores. No sé cómo es la situación ahí adentro. Se dijeron y escribieron muchas cosas. Si a usted le cuenta alguien con fuentes válidas, lo toma en consideración. Si no, lo descarta. El técnico, según mi opinión, puede discutir alguna situación puntual con un jugador pero la formación y el estilo son de su responsabilidad. Si no es así, ¿para qué está al frente? A mí me daría vergüenza. Uno observa que Argentina ante Nigeria armó línea de cuatro atrás cuando venía de poner tres. Si fue decisión del entrenador o pedido de los jugadores, no lo sé.

    Usted con el jugador habla más de táctica que de técnica. A Román, por ejemplo, yo le decía que acompañara el ataque rival, para que nuestros volantes lo tuvieran cerca cuando recuperábamos la pelota. También le pedía que llegara atrás de Palermo, para recoger las migas, porque Martín absorbía dos y hasta tres marcas. Jamás iba a decirle cómo pegarle a la pelota. Él lo hacía mucho mejor que yo.

    A Messi se le puede avisar que un defensor contrario, como el 22 nigeriano, mira al ejecutor del pase y se distrae. Por eso Lionel controló un pelotazo desde 40 metros. Ahora: ¿quién le va a explicar a Messi cómo definir?

    Me encanta París y guardo un gran cariño por Francia, donde crecí como profesional, pero nací en Buenos Aires y soy argentino. El sábado hincho por nuestra Selección. Calculo que ellos saldrán con un 4-3-3, con Griezmann tirándose un poquito atrás de Mbappé y Giroud. Kante, el volante más retrasado, tomará a Messi. Es un Chicho Serna, metedor y de buen pase. Salió campeón dos años seguidos de la Premier League con dos equipos distintos (Leicester y Chelsea). Pogba y Matiudi tratarán de elaborar. No hay que regalarse defensivamente. Descuento que Argentina repetir los cuatro del fondo, con Mascherano en el medio para luchar. Tal vez salga Di María (¿Pavón?) y en una de esas va Biglia por Pérez. En cuanto al 9, para mí respondió Higuaín. Retrocedió para tocar y aunque dispuso de una sola, que mandó por arriba, lo veo mejor que a Agüero, que paga su inactividad.

     

    Veremos un partido parejo. Y aunque ninguno haya alcanzado su máximo nivel, el que siga pasará a ser un candidato serio. No se olviden de que Brasil y Alemania probablemente se vayan a cruzar en octavos.

  • Nota: Clarín

Puedes leer

Por primera vez en la historia

River empezó las vacaciones desde hoy y Boca las disfruta desde la fiesta contra Unión, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *